Ignacio Martínez de Pisón: lo que me gusta de sus novelas

Ignacio Martínez de Pisón es, además de paisano mío (nació en Zaragoza), un ejemplo perfecto de la literatura que me gusta leer y escribir. Yo lo defino como costumbrista (supongo que porque suena más poético). Sin embargo, es cierto que la mayoría hablarían de él como un escritor realista. Sería algo así como que cuenta historias que le pueden pasar a cualquiera. Y no les falta verdad.

Ignacio Martínez de Pisón

¿Te animas a descubrir más sobre este escritor?


Ignacio Martínez de Pisón en el cine

Ignacio Martínez de Pisón

Además de ser el escritor de multitud de novelas, Ignacio Martínez de Pisón también firmó el guión de la película de las 13 rosas. Seguramente la conoces, es una historia ambientada en la postguerra civil española y que relata la ejecución de trece jóvenes acusadas de pertenecer a las juventudes socialistas de la época.

Le nominaron a mejor guión, por cierto. No lo ganó, pero supongo que eso no importa. Os invito a verla (si no lo habéis hecho todavía).

Además de esta, varias obras de este autor han sido también adaptadas al cine y al teatro.

Ignacio Martínez de PisónOtra de sus novelas, Carreteras secundarias, fue adaptada al cine por Emilio Martínez Lázaro.

Esta es, como muchas de sus novelas, una historia que cuenta la relación entre un padre y un hijo, un hilo argumental que repite en muchas ocasiones.

En esta, ambos recorren España en un Citroen (al que llaman Tiburón) en una continua mudanza por apartamentos tan nutres como sus vidas, marcadas por la muerte de la madre del chico cuando este no contaba ni con dos años de edad. Un cambio del itinerario habitual marcará el rumbo de sus vidas.


La  novela familiar

escritoras que admiroCuenta Ignacio Martínez de Pisón (en una entrevista que todavía ronda por youtube) que lo suyo es escribir novelas familiares, historias cercanas, de relaciones complicadas, sencillas o patológicas pero que se resumen en una cosa, en que cada uno pueda reconocerse a sí mismo y a sus propias familias de una u otra manera.

Esto, lo de plasmar en el papel relaciones conflictivas, el relatar momentos de felicidad que unen a todos los miembros de una familia, lo hace a la perfección en La buena reputación.

Otra cosa que me encanta de él es que consigue como nadie convertir hechos poco convencionales (como puede ser la historia de un judío en la España de los años 80) en historias que podrían ser la de cualquiera de nuestros vecinos.


El humor escondido en sus novelas

Ignacio Martínez de PisónDerecho natural comienza con la descripción del padre del protagonista, un señor que se parece a Demis Roussos y que aprovecha este parecido para ganarse la vida imitándolo en salas de fiestas tan cutres como su vida.

Lo mejor de todo es que Ignacio Martínez de Pisón consigue que lo cutre consiga sacarte una sonrisa con un humor socarrón que se esconde entre las líneas de su novela.

Cuenta, por ejemplo, historias tan inverosímiles como la de dos mellizas (que en realidad no lo son) pero que están tan compenetradas que una de ellas se traga una moneda y es defecada por la otra. Historias extrañas pero que consiguen darle un giro a novelas que, de otra manera, podrían hacerse extremadamente tediosas. No lo son en absoluto, te lo aseguro.


Personajes que luchan por salir adelante

12 libros para 12 campanadas

Personajes como Justo Gil, el protagonista de El día de mañana, parecen ser luchadores incansables que intentan salir a delante en un mundo que parece estar en su contra (cuando son ellos los que están en contra del mundo).

Sin ir más lejos, uno de los pasajes que más me emocionaron de esta novela fue el que cuenta la historia de cómo Justo se desvive por su cuidar a su madre demente. No solo eso, también la lleva cada semana junto a una charlatana que asegura poder curarla gracias al poder de la Virgen.

 

Otra de sus novelas, Enterrar a los muertos, ambientada en la Guerra Civil española, cuenta las historias y peripecias que tiene que vivir un escritor de los Estados Unidos después de que su traductor sea asesinado. Otro luchador nato.


Los pueblos

Ignacio Martínez de Pisón

Yo creo que, a estas alturas, ya he repetido hasta la saciedad que a mí, lo que me gusta, es escribir sobre historias de pueblos. En El fin de los buenos tiempos, Ignacio Martínez de Pisón relata tres historias cortas. La de una familia que lucha contra la enfermedad de su hija, la de un hombre que vuelve a su ciudad después de tiempo, y la que me gusta: la de un equipo de fútbol de un pueblo.

Desde el primer momento de la historia, fue como si me trasladara a ese pueblo. Cualquiera que, como yo, haya vivido en uno verá representado en estas páginas cómo era (y como es) la vida fuera de las ciudades. Un sobresaliente le pongo a la ambientación.


Historias de mujeres

Ignacio Martínez de PisónDespués de que se muera su padre, a las tres protagonistas de esta historia (María, Paloma y Carlota) no les va a quedar más remedio que enfrentarse al mundo. Digamos que esta historia relata como las tres jóvenes dejan de ser niñas y se convierten en mujeres. Y lo hacen en una época que ya resultó ser un cambio en sí misma, la década de los 70. La libertad, o el libertinaje, hacen que cada una opte por escoger un camino diferente. Este pasa  por las drogas, el sexo y el misticismo.

Está, además, ambientada en un lugar que, aunque no es nombrado, no es otro sino Zaragoza. Ya lo sabes, es la ciudad en la que yo también me crié, así que esta novela tiene un doble significado para mí.

Ignacio Martínez de PisónOtra de las novelas en las que Ignacio Martínez de Pisón también cuenta historias de mujeres es María Bonita.

María vive con sus padres a las afueras de Madrid, pero visita con frecuencia a su tía Amalia, una mujer cuya vida desahogada y tan diferente a la de sus padres le harán descubrir el mundo mientras deja atrás la niñez.

María cuenta su historia siendo ya adulta, pero lo hace a través de los ojos de la niña que fue. Esto, en ocasiones, puede confundir un poco, lo sé. Sin embargo, ayuda a que el lector comprenda mejor la historia. Porque aunque haya cosas que una niña no pueda llegar a entender, es fácil darse cuenta de que sí que pueden llegar a marcar su existencia.


¿Qué me dices? ¿Te atraen las novelas de Ignacio Martínez de Pisón? ¿Te animarás a leer alguna de sus obras? ¡Cuéntamelo!

Yo, por mi parte, estoy pensando en hacer una especie de reto-maratón con sus novelas.

De momento, Ignacio Martínez de Pisón ha sido el autor del mes de Enero en el Club de la Sala de Esperaclub de lectura

Recuerda:
  • Es online (no hay que buscar un momento en la semana para comprometerte a ir a ningún sitio).
  • Necesitas un perfil de Facebook para entrar al club de lectura Obvio.
  • Las lecturas no son obligatorias. El objetivo del club de lectura es que todo el mundo lea 1 libro al mes (como mínimo).
  • Si no te gusta el título propuesto, eliges otro (y nos lo cuentas).
  • Puedes invitar a quien quieras. Hazlo. Habla de esta iniciativa a tus amigos, a tu madre, a tu pareja y la vecina del quinto.
  • Por supuesto, también te puedes apuntar a mi lista de correo. Te enviaré un mail al mes. Te contaré novedades y te hablaré un poquito más del club de lectura.

¡Nos leemos!

Y si te ha gustado, comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

2 comentarios en “Ignacio Martínez de Pisón: lo que me gusta de sus novelas

  1. Aun me estoy preguntando cómo se puede escribir una historia tan cotidiana y tan “sencilla” sin que le aburra al lector ni un solo minuto y, al contrario, esté deseando volver a cogerla cada día. Fantástico Martínez de Pisón. Gracias por esta entrada del blog y por haber hecho a este escritor la lectura del mes. Llego un poco tarde pero llego…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *