El libro viajero, o el arte de regalar libros.

El libro viajero es uno de esos conceptos que me invento por todo el morro. Y no, no consiste en meter un libro en un avión, sino en algo un poco diferente.

Lo sé, soy super innovador, no lo puedo evitar [risa de falsa modestia].

libro viajero

¿ Cuáles son las bondades del libro viajero ?

El libro viajero es una extensión de la siembra de libros, seguro que lo estás pensando. Y aunque tengo que darte la razón, también tengo que decir que el libro viajero se caracteriza por una serie de diferencias que hacen que este concepto tenga un punto de original.

acumular libros

Entonces, ¿en qué consiste?

Facil:

  1. Te lees un libro que te encanta.
  2. Te resistes a que esta novela se quede guardando polvo en tu estantería.
  3. Lo regalas.
  4. Te sientes feliz. Ese libro entretendrá a alguien y, además, ahora gozas de más espacio (para otras novelas).
  5. Animas a quien se lo regalas a que haga lo mismo con ese o con otro libro.

¿Sirve cualquier libro?

Te diría que sí, más que nada para animarte a que sigas esta recomendación con cualquier novela, pero aquí tengo que hacerte un par de advertencias.

libro viajero

Por ejemplo, este libro nunca saldrá de mi estantería.

¿Por qué? Pues porque La vieja sirena es mi libro favorito. Sí, lo puedo regalar pero este ejemplar se quedará en mi casa y me acompañará con cada mudanza.

Tampoco servirá aquellas novelas a las que tengas un cariño especial. No sé…, un regalo, esa novela dedicada por su autor o esa otra historia que descubriste en una librería durante un viaje y que te sirve de souvenir… Las razones pueden ser miles, lo sé, pero el límite lo tienes que poner tú.


Gracias a esta aventura del libro viajero yo he tenido la oportunidad de conocer múltiples historias.

libro viajero

Las tres bodas de Manolita fue uno de estos libros que llegaron como un regalo inesperado y que no he dudado en leer y en mover de nuevo.

La historia, ambientada en la postguerra, cuenta las calamidades que Manolita, su protagonista, tiene que sufrir para ayudar a su hermano, un comunista prófugo de la justicia. Las bodas, en realidad, son los vis-a-vis que Manolita tramitará con el contacto que le ayudará a lograr su cometido.

Esta novela fue un regalo inesperado que, como cualquier otro libro de Almudena Grandes, merece la pena leer. Un ejemplo fantástico de libro viajero. ¡No te lo pierdas!


el libro viajero

El Dios de las pequeñas cosas llegó a mis manos después de que alguien hiciera limpieza en su estantería del salón. Me encantó. Me gustó tanto que este mes de agosto ha sido el libro del mes en el club de lectura de la sala de espera.

No quiero contar mucho porque la semana que viene os hablaré de él un poco más (bueno, de eso y de sagas familiares que te dejan con el corazón roto).

Sin destripes, lo prometo.


leer en vacaciones

Hay libros tan sumamente buenos que tienen que ser compartidos. Patria es uno de ellos.

Esta novela es una gran historia (en todos los sentidos). Su lectura es ágil, conmovedora y no deja a nadie indiferente. Es dura, eso no se lo voy a negar a nadie, pero pone sobre la mesa el fin del conflicto vasco. Un libro sobre la historia reciente de nuestro país, indispensable para quienes la vivimos de soslayo.

Ya no sé a cuantas personas se la he prestado.


el libro viajero

Esta ha sido mi última adquisición de libro viajero. Un regalo inesperado de una buena amiga que pensó en mí cuando se encontró con que ya no tiene espacio para almacenar libros (suerte para mí).

Estoy, precisamente, leyéndola, y me está encantando. La historia de una mujer en busca de un pasado que desconocía. Y todo con una ambientación exquisita (de las que me encantan).

Muy recomendable.

 


 ¿Te animas a convertir un libro de tu estantería en un libro viajero?

Si es así, cuéntamelo. Después, anima a tus amigos/vecinas/familiares a hacer lo mismo.

¡Fomentemos juntos la lectura!

Y, si además, te apetece compartir más cosas conmigo, puedes:

¡Y, como siempre, no olvides seguirme en Facebook, Twitter, y en El Club de Lectura de la Sala de Espera!

Y si te ha gustado, comparte en...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Un comentario en “El libro viajero, o el arte de regalar libros.

  1. Respeto la idea, pero si un libro me gusta, lo “presto” con “vuelta”, lo recomiendo, pero no me deshago, alguna vez los releo.
    Mi abuela Áurea, que yo la tengo en un altar, con alguna más, me dejó un libro que en la primera página escribió : Este libro habló una vez y dijo : no me prestes, que me rompen, el que quiera libros que los compre. ¡Ahí queda eso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Rubén Berrueco Finalidad: enviarte un correo electrónico con información Legitimación: tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de hosting de davidgeneroso.com) fuera de la UE. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos Información adicionalAviso legal y política de privacidad