Novelas para disfrutar en una sala de espera

Uno sabe la hora a la que llega al médico pero, en ocasiones, no sabe cuándo podrá ser visitado. La madre de uno de mis pacientes, sabedora de este problema, viene siempre con su libro electrónico. Después de casi un año de visitas semanales, es buena conocedora de un montón de novelas para disfrutar en una sala de espera. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!

Novelas para disfrutar en una sala de espera


Mar es una lectora empedernida. Lee allá donde va. De hecho, para aprovechar todo momento, ella es una de esas adictas al libro electrónico. Me cuenta que, sobre todo al principio, le costó pillarle el punto. Eso sí, ahora no hay quien le separe de él.

Novelas para disfrutar en una sala de espera
Que nadie se asuste. Mar es muy buena gente, pero la represento enfadada para darle un poco más de dramatismo a la entrada de hoy

Como ávida lectora, no tardé en pedirle que me diera unas cuantas recomendaciones. Entre otras (que son muchas), hoy os traigo un pequeño resumen de novelas para disfrutar en una sala de espera. No me diréis que la idea no es fantástica.


Novelas para disfrutar en una sala de espera

La noche soñada de Màxim Huerta es una novela muy fácil de leer.

Relata la historia de una familia, desde el pasado hasta el presente a través de un hilo conductor reconocible por muchos, el de una madre enferma de Alzheimer.

Todo comienza en la víspera de San Juan de 1980, cuando los habitantes de Calabella, en la Costa Brava, esperan a la mítica Ava Gardner, encargada de inaugurar el cine de verano del pueblo. Todo el mundo está pendiente de la actriz, salvo Justo, empeñado en hacer todo lo que esté en su mano por cambiar el destino de los suyos.


novelas para disfrutar en la sala de espera

Mujeres que compran flores es una novela de Vanessa Monfort. La historia gira alrededor de una floristería en la que confluyen las cinco mujeres que la protagonizan.

Todas ellas, aunque diferentes de entrada, tienen mucho en común. Además de rondar los cuarenta, las cinco viven situaciones vitales y las cinco compran flores. Una para un amor secreto, otra para el despacho en el que trabaja, otra para pintarlas (lo que no deja de ser curioso), la cuarta para sus clientas y, la última, para un muerto. La florista, por cierto, viene a ser la gurú.

De lectura ligera, es una de esas novelas para disfrutar en una sala de espera. ¿Por qué no?


novelas para disfrutar en una sala de esperaLo último que verán tus ojos de Isabel San Sebastián me gustó muchísimo. La historia mezcla intriga y amor, a través de un cuadro del Greco que se pone a subasta…

La encargada del proyecto recibe la llamada de un hombre que explica que el cuadro en cuestión procede del expolio Nazi y que pertenecía a su abuelo, asesinado por ser judío.

Hay acción, hay romance…, ¡Lo tiene todo! Perfecto para pasar un buen rato.

 


novelas para disfrutar en una sala de espera

 El Dios de las pequeñas cosas es un libro buenísimo, aunque reconozco que puede resultar difícil para aquellos que no están acostumbrados a leer mucho.

Mezcla muchas épocas, historias y puede llegar a ser un poco lioso, pero su lectura merece la pena.

Se trata de una historia ambientada en la India y contada a través de los ojos de dos hermanos que se reencuentran a los 31 años. Juntos, rememorarán el tiempo que han estado separados.

Tal como se ha dicho de él, este libro es una descripción de cómo las pequeñas cosas de la vida se acumulan, se traducen al comportamiento de las personas y afectan a sus vidas.


novelas para disfrutar en una sala de espera

Lo que te diré cuando te vuelva a ver es un libro de Albert Espinosa. Es una novela corta muy fácil de leer, como todo lo que escribe…

En esta novela, se cuenta la relación entre un padre y un hijo entremezclada con la historia de unos niños desaparecidos. Ambos inician una búsqueda un tanto desesperada que les hace enfrentarse con su pasado.

La verdad es que engancha y termina emocionando, como ya nos tiene acostumbrados este autor. Eso sí, sorprende mucho.


 

novelas para disfrutar en una sala de espera

Media vida, de Care Santos, es otra historia de reencuentros. Esta vez, de varias amigas que se vuelven a ver después de treinta años.

Juntas, rememoran su vida, comenzando en el internado de monjas en el que se conocieron en la guerra Civil española.

La autora utiliza esta excusa para hablar de toda una generación de mujeres que tuvieron que luchar por su porvenir, sobre todo en contra de una sociedad que tenían en contra.

Imperdible.


¿Te han gustado estas 6 novelas para disfrutar en una sala de espera?

¿Te animarás a leer alguna de ellas la próxima vez que tengas una cita del tipo que sea?

Como siempre, no olvides inscribirte a mi lista de correo rellenado este formulario:

Y, si quieres, también puedes no solo seguirme en Facebook, sino también unirte al Club de Lectura de La Sala de Espera (en Facebook). En él, leemos un libro al mes y comentamos nuestras impresiones en un ambiente distendido.

¿De verdad no te apetece apuntarte?

Y si te ha gustado, comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

2 comentarios en “Novelas para disfrutar en una sala de espera

  1. A la consulta de todos los médicos , hasta a la de cabecera, voy con mi libro, eléctrónico o de papel, según toca. Se hace la espera más corta, por que sabes a qué hora entras, pero no a la que te toca, es así. Pero a veces cuando entro yo, retraso para el siguiente, pero como la espera se me ha hecho corta …………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *