Usos y costumbres que merecen ser escritos (y leídos)

Todo pueblo que se precie dispone de unos cuantos usos y costumbres que los convecinos esperan con ansia a lo largo de todo el año. Procesiones, por poner un ejemplo, hay de todo tipo, desde paganas hasta las propias de Semana Santa. Pero si nos ponemos a hablar de las tradiciones de cada lugar, entonces nos topamos con una una lista interminable. ¿A que sí?

Pero, ¿qué es lo que tienen en común?

¡Exacto! Que todas ellas merecen ser contadas

usos y costumbres

Usos y costumbres: la batalla de caramelos

Es curioso, pero parece que la gente tiene una afición especial por tirarse cosas al más puro estilo batalla campal. Sí, seguro que estás pensando en la famosa tomatina, pero hoy vengo a contarte una un tanto diferente: una de caramelos.

Ocurre en Vilanova i la Geltrú, en Barcelona, durante la celebración del carnaval. Recuerdo verlo por primera vez siendo un crío. ¡Imaginaos mi felicidad al ver a las comparsas tirando caramelos a su paso durante toda una mañana! Lo que no me podía imaginar era como acabaría la historia, en una auténtica batalla de caramelos en la plaza del ayuntamiento. No, no me dejaron meterme en el meollo (pero no fue por falta de ganas).

usos y costumbres
Restos tras la batalla de caramelos de Vilanova i la Geltrú

Sea como sea, yo encuentro que este tipo de costumbres son muy literarias. Transmitir el fervor de quienes participan en ellas o, simplemente, los preparativos que las rodean, son una línea argumental fantástica.

usos y costumbres

Una novela ambientada en la segunda guerra mundial está repleta de batallas. El invierno del mundo es un ejemplo como podría ser otro cualquiera.

Si te gusta la novela histórica, recuerda este libro, aunque también debería avisarte que es el segundo de la trilogía del siglo.

Tres pedazo de novelas, por cierto


Usos y costumbres: la rompida de la hora

La rompida de la hora de los pueblos del bajo Aragón se hizo famosa después de que Luis Buñuel la inmortalizara en el cine. Ya lo sabes, no consiste sino en la reunión de una multitud de tambores y bombos en una plaza para tocar al unísono un toque durante la celebración de la Semana Santa.

Os invito, si no la conocéis, a descubrir más sobre la Ruta del tambor y el bombo aquí. ¿Quién sabe? Quizá puedas proponer una escapada pronto…

usos y costumbres

 

Si te llama la atención de la rompía de la hora, la encontrarás en esta (poco conocida) novela costumbrista. Si haces clic sobre la imagen, verás que te he dejado el link para poder encontrarla.

 

 


Usos y costumbres: moros y cristianos

Las fiestas de moros y cristianos de los pueblos del Levante español celebran, de una u otra manera, la reconquista de al-Andalus. Coloridas, animadas, llenas de pólvora, desfiles, sables y trabucos, son dignas de cualquier historia.

Yo mismo, sin ir más lejos, utilicé las fiestas de Moros y Cristianos de Jijona en mi primera novela, Entre turrones (sí, hoy también me permito un poquito de publicidad).

usos y costumbres
Foto cortesía de Marcos Ros (79coses)

 

Instantánea del acto del Moro traidor, en el contexto de las fiestas de Moros y Cristianos de Xixona.

 

 


Usos y costumbres: la contradanza de Cetina

Además de disfrutarlas si tengo ocasión, me gusta preguntarme por el origen de todas estas tradiciones que os comento. Muchas tienen sus inicios en la celebración de una batalla ganada, una buena cosecha… Sin embargo, no todas la tienen. La contradanza de Cetina, es una de ellas.

usos y costumbres

Cetina es el pueblo en el que se lleva a cabo esta tradición milenaria. El acto consiste en un indescriptible baile dirigido por el mismísimo diablo y que, a base de una serie de acrobacias y castillos humanos, representa diversas escenas.

Al final, concluye con la representación de la muerte y resurrección del maligno.

 

usos y costumbresAdemás de una música repetitiva y pegadiza que, una vez se escucha, ya es imposible sacarse de la cabeza, el espectáculo tiene al fuego como protagonista. De hecho, la mezcla pone los pelos de punta (doy fe).

 

usos y costumbres

 

Los vecinos que conforman el grupo están escondidos tras curiosas máscaras y disfraces blancos y negros, o negros y blancos, según se mire. Aparte, por supuesto, está el colorido traje del diablo, de rojo fuego.

 

Los elegidos traspasan su arte de generación en generación, pues tienen la responsabilidad de mantener la costumbre con vida. Lo más curioso de todo, sin embargo, es que lo hacen sin tener la más mínima idea ni de su verdadero origen, ni del significado real de este curioso baile.


Los buenos amigos, de Use Lahoz

usos y costumbresSi hay algo que me encanta, ya lo sabéis, son las novelas ambientadas en los pueblos. Me topé con esta novela merodeando por una librería en Barcelona. Es una afición como otra cualquiera…

Me llamó la atención el título y el apellido de la autora, que reconocí como uno frecuente en Aragón. Después, lo hizo la primera frase, una digna de ser leída: “Decía el tío Benigno que el único requisito para ser admitido en el orfanato de Barcelona era llevar tres o cuatro mudas, cubiertos de alpaca y un colchón”.

Recomendación de nivel alto.


¿Conoces más usos y costumbres curiosos?

Si la respuesta es afirmativa, ¡suscríbete y cuéntamelas! Estaré encantado de leerlas y, ¿quien sabe?, quizás utilice alguna de ellas para mis próximas novelas.

Y si te ha gustado, comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *